JOSEP MASSANA

El hereu Pere Gomar vendió la heredad a su cuñado Jaume Padrós.
Jaume Padros legó la propiedad de Mas Gomar a su hija Rosa Padrós i Gomar, que casó con Josep Massana de Sant Hipólit de Voltregá, pasando la propiedad a manos de la familia Massana.
Aunque parece ser oriunda de la villa de Vilada en la comarca del Bergueda, nada sabemos de esta época hasta que Josep Massana, natural de la misma y residente en Sant Hipólit de Voltregá, de profesión doctor en medicina, cosa que nos permite aventurar una acomodada posición social, contrae nupcias a mediados del siglo XVIII con Rosa Padrós i Gomar, heredera del Mas Gomar siendo fruto de este matrimonio: Pau, Teresa y Rosa, heredando ésta última la propiedad Gomar probablemente por muerte anterior de su hermano Pau.